RSS

Pincha aquí y asómate a MI FLICKR

Mar Gómez Iglesias - View my recent photos on Flickriver

Peter Pan, que no se apague tu luz

viernes, 31 de julio de 2009


Te resistes a crecer, aún te aferras a uno de esos ositos que dormían contigo cuando eras pequeña.
.
Imposible quitarte la antigua cabecera pintada con muñecos de colores y cargada de bellos sueños infantiles.
.
Bajo tu cama descansan pequeños disfraces y un montón de libros manoseados y mordisqueados que son recuerdos de tus primeras palabras.

“No quiero hacerme mayor”, me dices mientras vemos, una vez más, Peter Pan en el País de Nunca Jamás.

Hacerse mayor es toda una aventura, Sara, pero tú eres fuerte y vital. Vencerás al "bacalao", ya sabes que también hay piratas malos, pero una lluvia de estrellas te acompaña siempre y volarás por encima de las dificultades y las injusticias de la vida.
.
Yo me pegaré a tus pies y seré tu sombra ... por siempre jamás.


Anne Bonny

Música de lluvia

viernes, 17 de julio de 2009



video


Cerrad por un momento los ojos y escuchad esta magnífica composición.

Llueve igual que ahí afuera.

.

Anne Bonny

Rosa roja de tela

miércoles, 15 de julio de 2009

.........................................Rosa roja de tela. ... Anne Bonny
.
.
¿Por qué se regalan flores? Esta costumbre sirve para transmitir sentimientos. Pero no siempre tienen que ser positivos. Además, las flores poseen un lenguaje propio que se remonta al Oriente del siglo XVII y hoy aún perdura. Así que, antes de regalar, es mejor que te informes, no vayas a ser malinterpretado.

Sus significados son muy variados, no olvidar la elección del color ni las posibles combinaciones. La rosa roja es sinónimo de amor y pasión; la rosa amarilla, amistad; la blanca, miedo; la rosada, indecisión; el alhelí encarnado, belleza duradera; la acacia amarilla, amor secreto; la anémona, abandono; el crisantemo amarillo, desdén; alhelí amarillo fidelidad; un tulipán rojo significa declaración de amor. El clavel, distinción y nobleza; el lirio pureza; la gardenia alegría ...

Si te ofrecen una flor al revés, en este caso, su significado positivo se invierte, de modo que la flor pasa a representar todo lo contrario.

Protocolariamente, hay que tener muchísimo cuidado, ya que cada cultura posee su propio lenguaje floral. En Tailandia, por ejemplo, la orquídea se relaciona con los difuntos, una flor que a nosotros nos resulta ideal para regalar a un hombre. En Francia existe la costumbre de regalar ramilletes de trece flores y no una docena como hacemos en España e, incluso, en otros países son de 10 unidades.

Para nada es mi intención complicarlo, solo quería despacharme. Ya sé que no voy a dormir en un lecho de pétalos de rosa como Cleopatra, pero como a pesar de insinuarlo, nadie parece decidirse a regalarme flores, me he comprado media docena de rosas rojas de tela, de las que no se marchitan. Las que te regalan de verdad, aunque son efímeras, siempre quedan en el recuerdo.


Anne Bonny





Resquicios y rescoldos

viernes, 3 de julio de 2009


Hay resquicios como encendidos rescoldos
y rescoldos que son presencias sinuosas
que cotidianamente nos habitan.

Viven en nosotros alimentándose de sí mismos,
de lo que fuimos, de lo que alguna vez
volveremos a ser, bueno o malo.

Sólo somos sus impávidos anfitriones,
incubadoras, matrices donde a veces van creciendo
y cuando en los resquicios los rescoldos
se inflaman, se ponen al vivo rojo.

En los rescoldos los resquicios se destemplan, se exacerban,
pueden salirse de madre.

Entonces hacemos cosas inauditas, acaso terribles
y nadie nos conoce ya, ni nosotros mismos
nos reconocemos. Porque una sola masa informe,
magma atroz, puro caos, nos desquicia.

Porque ahora es antes y antes después y siempre,
y todo terriblemente diferente, porque todo
es turbio en su inexorable lógica expedita,
porque nada entendemos ya o tal vez demasiado,
y siempre, siempre hay consecuencias...

Enrique Jaramillo Levi







Bellos momentos en el Pueblo Nubio

jueves, 2 de julio de 2009

Nubia (Egipto).... Anne Bonny
.
.
Se miran con timidez, se acercan, se sonríen y sin más, se abrazan para inmortalizar ese instante. Incluso se llaman por el mismo nombre, te acuerdas Sara?. En menos de un minuto sienten que ya se conocen y a media lengua o por gestos pasan un rato tan entrañable que vale más que cien templos.


Anne Bonny