RSS

Pincha aquí y asómate a MI FLICKR

Mar Gómez Iglesias - View my recent photos on Flickriver

Llamando

lunes, 15 de marzo de 2010

.

A lo largo de nuestra vida hacemos numerosas llamadas y, en muchas ocasiones, desesperamos impacientes a que nos llamen.
.
Hay puertas que se abren con facilidad, algunas que se atascan con el tiempo
y otras a las que han cambiado la cerradura.
.
Si deseas lo que hay detrás de una puerta, échale valor para llamar y, si no contestan, empújala si es preciso.
.
Ríndete si te sientes definitivamente vencido y solo después del intento piensa que
las puertas son para entrar y también para salir.
.
.
Mar
,
,

28 bucaneros han dicho ...:

chanclas dijo...

Siempre hay algo o alguien detrás de una puerta. Aunque nos atraiga mirar al interior por el ojo de la cerradura esa visión nunca es más que una parte distorsionada de la realidad. Mejor llamar, entrar y ver... despues si hace falta siempre se puede volver a salir.
Un beso

Mela dijo...

Cuánta emoción en el simple gesto de abrir una puerta ... para mi viejecito fue la mirada de Manuel, para otro es hogar y para otros UNA VIDA al otro lado! Valor y mi admiración para quienes la empujan ... no hace falta pensar en salir, vamos a disfrutar el momento y como dice un amigo bloggero ... a desandar! Muacc

Mariana dijo...

Es un texto que me tocó el corazón...que me emociona...que me trae recuerdos, nostalgias...y que hace que no encuentre palabras para poder explicarlo...porque hay cosas, en donde no las hay...sólo emociones suspendidas...
Gracias
Cariños de Mariana

El Comandante dijo...

Hay puertas que siempre deberían permanecer encajadas.
Saludos

Mar dijo...

E incluso volver a entrar una vez que se ha salido. Como una puerta guste... Gracias CHANCLAS!

Mar dijo...

Jamás se puede pensar en salir cuando todavía no se ha entrado, reduce fuerza y valor, sería algo así como cobardía, no?

Muchos besitos, MELA!!!

Mar dijo...

En ocasiones nos resulta muy difícil explicar nuestros sentimientos, por eso "echamos mano" de una foto, un cuento, una experiencia...

Te mando mucho cariño MARIANA!

Mar dijo...

Sin abrirse, COMANDANTE? Pues sí, unas mejor cerradas y otras, si hace falta, tirarlas para poder entrar. Todo depende del interior y de nuestro deseo.

Un abrazo!

Tesa dijo...

Yo prefiero no empujar.
Si abren ellos... bien.

Había un llamador como ese, en la puerta de mi abuela.

Besos, Mar.

welch dijo...

Pienso que nuestro destino ya está fijado.. y si tenemos que abrir, cerrar y volver abrir lo haremos. Ahora pienso igual que Mela, a disfrutar el momento ´
besos.

El Drac dijo...

Muy buena, ¿y porqué tendremos tanto miedo de llamar algunas veces?

Mar dijo...

TESA, yo como sigo siendo un poco pirata, si algo quiero mucho, prefiero arriesgarme y si es necesario tirar la puerta, no vaya a ser que el del otro lado esté algo distraído o dormido y no haya oído mi llamada.

Ah! También me gusta mucho que me llamen a mi, eh?

Muchos besitos!

Mar dijo...

Si algo deseas mucho, las veces que haga falta querida WELCH, tú lo sabes que eres una luchadora.

Hay que vivir el momento, pero sin olvidar que el hoy será el condicionante de nuestro futuro.

Muchos besitos y hasta mañana en el café!

Mar dijo...

No lo sé EL DRAC, o sí. Uff! Haces una pregunta cortita pero muy buena.

En ese miedo entran muchos factores (inseguridad, desconocimiento, descontrol, intranquilidad...) que como se sumen todos no nos acercamos ni a la puerta... menos mal que otras ocasiones existe algo más que logra empequeñecer los inconvenientes.

Un abrazo!

Sara dijo...

Cómo me gusta!!!! las cosas claras. Y yo que tengo que abrir la puerta para salir, leerte me ha dado fuerza. Sólo que se me hace complicado....
Un saludo

Mar dijo...

SARA, se puede salir corriendo, salir por la "puerta grande" o puede dar mucha pena salir.

Si tienes que hacerlo, hazlo, pero cierra sin dar portazo.

Un abrazo y encantada de haberte conocido!

Laura Herrera dijo...

Preciosos textos e imágenes también. Todo un regalo, te sigo desde hoy, un abrazo.

Nano dijo...

Hola Pirata, regreso de Argentina y me encuentro con Tu puerta…
Cuando haces una llamada y no te responden, será que no te saben valorar, no merece la pena esperar…
Cuando te cambian la cerradura, será que no quieren que atravieses esa puerta, no merece la pena, seguro que otras puertas están esperando a que Tu la atravieses…
Échale valor para llamar, eso esta bien, pero si no te abren, échale valor para irte y sigue buscando Tu puerta…
Nunca te rindas, nunca, por las puertas se entra y se sale, pero detrás de muchas de esas puertas, no hay nada… ni nadie interesante, atraviésala… SI, pero si tienes que salir, no pasa nada, sigue buscando Tu puerta….
Joder Mar, menudo rollo te he soltado, besottes pirata, nos vemos este finde….

Albino dijo...

Siempre que llamo a tu puerta, me abres, pero estos dias no pude hacerlo porque se cabreó el ordenador y hasta ayer no me lo devolvieron pacificado.
Tu Mar sigue abierto a muchas aventuras que toda via viviremos, por separado, gasta que una ola nos junte.
Un beso

SILVIA dijo...

Trás cada puerta que abrimos, hay todo un mundo por descubrir. Trás cada una que se cierra, hay mil vivencias para el recuerdo.
Besotes!!!

Albino dijo...

De acuerdo totalmente con el doble sentido de las puertas. Lo importante es comprender cuando tienes que entrar sabiendo que te van a recibir bien y saber cuando tienes que salin antes de que te den el empujón.
Las ùerta de mi camarote la tienes abierta.
Un beso

Albino dijo...

De acuerdo totalmente con el doble sentido de las puertas. Lo importante es comprender cuando tienes que entrar sabiendo que te van a recibir bien y saber cuando tienes que salin antes de que te den el empujón.
Las ùerta de mi camarote la tienes abierta.
Un beso

Mar dijo...

Gracias LAURA y bienvenida. Veo que tenemos intereses comunes, tienes unas fotos geniales, seremos buenas amigas blogueras!

Un abrazo.

Mar dijo...

Tú nunca sueltas rollos NANO, eres un gran amigo y siempres nos deseas lo mejor.

Me ha sido complicado este fin de semana pero tengo muchas ganas de verte para que me cuentes tu experiencia argentina, seguro que interesantísima.

Muchos besitos!!

Mar dijo...

ALBINO, una gran ola virtual ya nos ha unido gracias a este mundo del blog. Para mi ha sido encontrar un tesoro en una isla desierta.

Mi puerta para tí siempre, siempre está abierta y, por favor, pasa sin llamar.

Un gran abrazo!!

Mar dijo...

Así es SILVIA, puertas que se abren y que se cierran, esa es la vida. Insisto, lo peor son los portazos...

Besitos!!

Hache dijo...

Ay, lo malo es que a veces nos pillamos los dedos y duele, duele el alma.

Precioso texto Mar.

Mar dijo...

Qué razón tienes HACHE, a veces vamos tan acelerados...

Muchos besitos!